Noticias

¿Utilizas un sistema de calefacción por zonas?

Un sistema de calefacción central tradicional presenta ciertas desventajas en comparación con un sistema moderno de calefacción inteligente por zonas: este sistema no solo tiene una influencia positiva en la facilidad de uso y el confort, sino que además te permite reducir el consumo de energía y ahorrar en la factura.

¿Por qué elegir un sistema de calefacción por zonas?

En el caso de un sistema de calefacción por zonas, cada una de las habitaciones de la casa tiene su propio circuito de agua caliente, controlado por una válvula electrónica o una bomba pequeña. Cada habitación está equipada con su propio sensor de calor y varios botones (probablemente con un panel de visualización), para aumentar o disminuir la temperatura ambiente. El usuario ahora puede elegir la temperatura para una habitación en particular, independientemente de la demanda de calefacción en las otras habitaciones, lo que supondrá un importante ahorro en las facturas.

Posibilidades adicionales

Conectar la calefacción a un sistema de domótica no solo ampliará las opciones para el control local de la misma, sino también para el control central. Por ejemplo, incorporar un panel de visualización central en el salón te permitirá consultar la temperatura ambiente actual y deseada en cada habitación. Este panel de visualización también te permitirá aumentar o disminuir la temperatura en cada habitación de forma remota, lo que puede resultar útil, por ejemplo, cuando planeas utilizar el baño más adelante.

Además, es posible instalar funciones de coordinación. De forma que, cuando la última persona que sale de la casa presiona el botón de apagado, no solo se apagarán las luces, sino que la calefacción también se ajustará automáticamente a la posición más baja. Si vas a llegar a casa antes de lo previsto, puedes encender la calefacción en la habitación que quieras, previamente y de forma remota, utilizando tu smartphone o tableta desde donde estés.

Cuartos de bebés y dormitorios infantiles

Los cuartos de bebés y los dormitorios infantiles se usan de manera diferente que el dormitorio de los padres. No solo se usan para dormir, sino que también sirven como salas de estar, donde los niños pueden jugar o estudiar. Gracias a la calefacción por zonas, estas habitaciones se pueden calentar cuando están ocupadas sin tener que calentar las otras habitaciones. Y si se conecta al sistema domótico, puedes bajar la temperatura en el dormitorio de tus hijos desde la comodidad del sofá, utilizando tu smartphone. En cualquier caso, vale la pena considerar la opción de instalar un sistema de calefacción por zonas, ya que solo usarás energía cuando sea necesario.

 

Artículos relacionados:

¿Controlas tu casa de forma remota?

¿Cómo elegir un sistema de domótica para tu casa?

Ahorra energía con persianas y protecciones solares