Noticias

Mantén tu garaje sin nieve y sin hielo

Estamos en pleno invierno y en muchos lugares ya han tenido grandes nevadas y heladas. Quitar la nieve de cualquier vía de acceso (entrada, rampa de parking…) es fundamental para nuestra seguridad. En este caso, lo único que se puede hacer es sacar la pala para retirar la nieve y prepararse para las agujetas del día siguiente.

Además, la nieve que se pisa puede convertirse en hielo, que no resulta tan fácil de eliminar con la pala. Entonces, ¿utilizamos sal? No es una opción ecológica, dado que la sal se filtra al suelo. Tenemos una solución alternativa mucho mejor para el próximo invierno.

Suelo radiante eléctrico exterior

El suelo radiante eléctrico dentro de la casa no es ninguna novedad. Sin embargo, también hay sistemas especiales que se pueden usar para mantener las vías de acceso, como la rampa del garaje, libres de nieve y hielo durante el invierno. Los cables se colocan bajo el revestimiento del suelo, por lo que es mejor realizar la instalación en los meses de verano cuando no se trata de una obra nueva.

Cables calefactores

El núcleo de los cables calefactores está compuesto por una resistencia eléctrica con un valor de resistencia lineal constante que se calienta al pasar por ella la corriente eléctrica. El cable puede ser mono o doble conductor, según tenga una sola resistencia o dos resistencias en paralelo, lo que determinará cómo se cierra el circuito.

Un sistema aún más fácil de instalar es el de la manta calefactora. En este caso, el cable calefactor viene ya montado sobre una malla, con el paso de colocación adecuado para el deshielo de exteriores. La instalación es más sencilla ya que simplemente el soporte es necesario desenrollar la manta en el suelo.

Para ahorrar en costes de instalación y consumo es posible instalar cables calefactores en aquellas partes de la zona de estacionamiento o de la rampa de acceso al garaje donde los neumáticos están en contacto con el suelo.

Sensores y controles

Para un uso eficiente del sistema, es necesario evaluar la temperatura exterior, e incluso la humedad, a través de sensores de suelo conectados a un termostato especial o a una unidad de control, de forma que el sistema funcione solamente cuando es necesario. Una vez instalado, el sistema se enciende de forma automática cuando se alcanza la temperatura mínima establecida.

Salida de agua

Durante la instalación de los cables, es importante garantizar un drenaje adecuado en el suelo para poder evacuar el agua de nieve antes de que vuelva a congelarse.

Consumo

Para el deshielo de superficies exteriores se suele instalar una potencia de 270 W/m2. De esta forma, se consigue un equilibrio apropiado entre la velocidad de descongelación y el consumo de energía necesario.

Conclusión

Los cables calefactores hacen que las vías de acceso y las zonas de paso exteriores sean mucho más seguras durante el invierno, tanto para los vehículos como para las personas. Resbalarse ya no será un problema. Además, no habrá más contaminación salina en el suelo y no habrá necesidad de salir con la pala de nieve todos los días.

Otro dato a tener en cuenta es que, aunque el hormigón es un material de construcción habitual en las vías de acceso, su superficie puede ser sensible al hielo y al frío extremo, formándose grietas diminutas y erosionándose. ¿Otra obra para la primavera o el verano? ¡Planifícalo ahora, de lo contrario tendrás que utilizar la pala el próximo invierno!

 

Artículos relacionados:

Recarga tu coche eléctrico en casa

¿Utilizas un sistema de calefacción por zonas?

¿Cómo elegir un sistema de domótica para tu casa?