Noticias

Una instalación eléctrica flexible para la cocina

Quieres reformar tu cocina. Después de años de fiel servicio, la antigua cocina es víctima de la necesidad de otras formas, materiales y funciones más modernas. Todo el mundo está contento y feliz con la idea de renovar la cocina, pero desafortunadamente, en ocasiones esta felicidad puede que no nos dure mucho tiempo.

Sólo después de haber empezado las obras y haber comprado los electrodomésticos nuevos, descubres que las conexiones eléctricas para la nueva cocina no están en el lugar correcto y que no hay suficientes cables que van al cuadro de distribución. Además, querías cambiar la cocina de gas por una cocina eléctrica y añadir un horno de vapor. En otras palabras, tienes un problema que sólo se puede resolver abriendo y añadiendo nuevos cables. Esto también supone pasar por otras habitaciones que también sufrirán daños.

Un concepto de cocina mejor

Existe un mejor concepto de cocina para obra nueva y reformas integrales, que añade más flexibilidad a la instalación de la cocina, además de evitar los problemas antes mencionados a la hora de reorganizar la cocina. La manera más sencilla de lograr esto es equipar la cocina con su propio cuadro eléctrico secundario, que se puede ocultar en uno de los armarios de la cocina. El cuadro eléctrico de la cocina se conecta a continuación con el cuadro de distribución principal. La sección de los cables dependerá del número de electrodomésticos que se van a conectar y de los dispositivos adicionales que necesiten conectarse más adelante. Siempre es importante, dejar algún espacio libre en el cuadro eléctrico secundario de cara a futuras ampliaciones.

Limitar las obras de renovación a la cocina

El enfoque anterior te permite limitar las obras de renovación necesarias a la cocina. Los cables de los distintos electrodomésticos y los enchufes de pared – sin olvidar las luces – están ahora conectados al cuadro de distribución secundario en lugar de al cuadro principal, que es mucho más difícil de alcanzar. Una vez empezadas las obras, podemos hacer lo que queramos. ¡Larga vida a nuestra nueva cocina!

 

Artículos relacionados:

¿Cuántos circuitos eléctricos necesita tu casa?

Diseña tu propia instalación eléctrica doméstica

¿Tus enchufes de pared son suficientemente flexibles?