Noticias

¿Qué material es mejor para las tuberías de mi casa?

Si estás reformando o renovando tu hogar, elegir el material más adecuado para las tuberías es una decisión importante que se suele pasar por alto. El cobre es un material natural y sostenible que te ofrece numerosas posibilidades y ventajas para todo tipo de instalaciones domésticas e incluso para la decoración de interiores.

Gracias a sus características, el cobre es uno de los materiales más valorados por los profesionales para las instalaciones de agua, gas y calefacción. Es un material seguro, duradero y fiable que evita los altos costes de mantenimiento. Cuando es necesaria alguna operación de mantenimiento, su maleabilidad y facilidad de instalación ayudan a prevenir interrupciones prolongadas del suministro de agua.

Un hogar más seguro y saludable

Una de las características más importantes del cobre está relacionada con la higiene y la salud. En las instalaciones de agua de consumo humano, diversos estudios han confirmado que las tuberías de cobre pueden ayudar a prevenir el riesgo de proliferación de bacterias patógenas causantes de enfermedades como la Legionella o la bacteria E.coli.

Además, las tuberías de cobre no contienen sustancias artificiales que pueden migrar al agua de consumo humano. De hecho, el cobre es un oligoelemento esencial para gozar de buena salud y todas las personas necesitamos ingerir diariamente pequeñas cantidades de cobre, que podemos encontrar en alimentos como la leche, los cereales o el chocolate.

Otra ventaja relacionada con la seguridad, especialmente para instalaciones de gas, es su resistencia al fuego. En caso de incendio, las tuberías de cobre no son inflamables, resisten temperaturas extremas y no emiten humos ni gases tóxicos (euroclase A1); no existe propagación exterior, ni penetración del fuego.

Una solución rentable con un alto rendimiento

La resistencia del cobre a temperaturas extremas y altas presiones hace que sea un material ideal para los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Además, debido a la excelente conductividad térmica del cobre (como ejemplo, es casi 1.000 veces mejor conductor que algunos plásticos), se disminuye la pérdida de energía y se mejora la eficiencia del sistema.

Estas ventajas también lo convierten en un material idóneo para sistemas de energías renovables como los paneles solares y la energía geotérmica. Con una instalación de energía solar térmica, por ejemplo, se puede ahorrar hasta un 60% de los costes necesarios para la producción de agua caliente. La presencia del cobre en todo el sistema, optimiza el ahorro energético y el rendimiento de la instalación.

Una estética inmejorable

Aunque normalmente las tuberías quedan ocultas por las paredes, cada vez más propietarios y diseñadores de interiores optan por dejar las tuberías de cobre expuestas a la vista gracias a la influencia del diseño industrial y atraídos por las cualidades intrínsecas del cobre, su estética, su fácil instalación y las ventajas que ofrece tener un fácil acceso a las tuberías.

Resistentes a los rayos ultravioleta y la luz del sol e impermeables al oxígeno, las tuberías de cobre conservan su buen aspecto durante años, sin sufrir envejecimiento ni cambios en sus propiedades con el paso del tiempo.

El cobre también cuenta con innumerables beneficios para los amantes del ecodiseño: su durabilidad y su total reciclabilidad al final de una larga vida útil, contribuyen de forma clara a la sostenibilidad de las viviendas. Esta tendencia, junto con el fuerte entusiasmo despertado por el cobre como elemento decorativo, está dando lugar a un redescubrimiento de las cualidades estéticas del metal rojo.