Noticias

Instalación eléctrica tradicional o moderna, ¿qué prefieres?

Llevamos muchos años disfrutando en nuestros hogares de las instalaciones eléctricas tradicionales. Sin embargo, la instalación tradicional con sus enchufes, interruptores y luces, está siendo sustituida por una instalación más moderna, basada en las nuevas tecnologías que se han ido introduciendo poco a poco en nuestros hogares.

Un poco de historia

Disponer de electricidad en los hogares no siempre fue tan fácil. Históricamente, la electricidad es una tecnología relativamente joven. La mayoría de la gente tuvo electricidad en el interior de sus casas a partir de la primera mitad del siglo XX. Al principio, los espacios interiores contaban con una luz y un interruptor, y con un enchufe debajo. El número de enchufes fue creciendo a medida que la cantidad de aparatos eléctricos aumentaba, especialmente en la cocina. Además, tecnologías nuevas, como los reguladores de luz, los temporizadores y los sensores de movimiento, se generalizaron. Sin embargo, la estructura básica de la instalación eléctrica siguió siendo la misma, y ​​esto se traduce en desventajas importantes; la flexibilidad es inexistente. No hay comunicación entre la instalación eléctrica tradicional y otros subsistemas dentro del hogar (por ej., calefacción, sistema de alarma, audio, aire acondicionado). Hay mejores formas de hacer las cosas.

Integración y flexibilidad

Las tecnologías más recientes elevan la instalación eléctrica a cotas más altas. Debido a su capacidad de integración, permiten que los diferentes subsistemas dentro del hogar se comuniquen entre sí. Esto ha abierto muchas posibilidades que aumentan nuestro nivel de confort, ofreciendo una mayor facilidad de uso, mejores posibilidades de comunicación, mayor seguridad y un menor consumo energético. Gracias a la flexibilidad de estos sistemas, es más fácil hacer cambios. Las funciones de los interruptores y de los botones se pueden cambiar a través del software. La instalación se puede ajustar para satisfacer nuestras necesidades en cualquier momento.

Tu coche y tu casa, ¿cuál es la diferencia?

Lo más probable es que tenga más tecnología integrada en tu coche que en tu hogar. Por citar un par de ejemplos, piensa en los faros que se encienden automáticamente cuando oscurece o la luz que se enciende cuando apagas el motor y que se apaga sola cuando sales del coche y cierras la puerta con llave. Si tienes un modelo de coche actual, seguramente tienes un ordenador a bordo que te permite consultar todo tipo de información. Ya no podemos estar sin elevalunas eléctricos, puertas automáticas, climatizador y varias otras funcionalidades que nos hacen la vida más fácil dentro del coche.

Extrañamente, nuestra forma de pensar es mucho más conservadora cuando se trata de nuestra casa. Ya hemos dado la bienvenida a la televisión digital dentro de nuestros hogares; aunque no teníamos otra opción, debido al apagón analógico. Usamos nuestros smartphones y sus increíbles aplicaciones a diario. Sin embargo, usar un control remoto o una aplicación para controlar las luces de nuestro salón desde el sofá es demasiado.

¿Cuál es la diferencia entre tu casa y tu coche? Si vas a reformar tu casa no dejes pasar la oportunidad para llevar tu instalación eléctrica a un nivel superior y más moderno.

 

Artículos relacionados:

¿Cómo elegir un sistema de domótica para tu casa?

¿Controlas tu casa de forma remota?

Una instalación eléctrica flexible para la cocina