Noticias

¿Cuántos circuitos eléctricos necesita tu casa?

El suministro de energía eléctrica llega a nuestras casas desde la línea de acometida, pasando por el contador, hasta el cuadro de distribución de la vivienda. Depende de nosotros determinar cuántos circuitos independientes necesitaremos, teniendo en cuenta que una elección acertada nos ahorrará problemas más adelante.

Protección contra fugas de corriente

Todas las casas cuentan con un interruptor diferencial de alta sensibilidad (30 mA), ubicado en el cuadro de distribución, que es capaz de detectar pequeñas fugas de corriente eléctrica que puedan producirse en nuestra instalación doméstica. De esta forma, cuando se produce una fuga de corriente, el interruptor diferencial desconecta la instalación, protegiéndonos así del riesgo de electrocución.

Además, en el cuadro de distribución también encontramos el interruptor general automático (IGA) y los pequeños interruptores automáticos (PIAs) de cada circuito independiente de la casa, que son dispositivos magnetotérmicos que nos protegen de sobrecargas y cortocircuitos.

Circuitos de iluminación

Dependiendo de la superficie de la vivienda podrían necesitarse dos circuitos de iluminación e incluso más. Por ejemplo, un circuito de iluminación para la planta principal y otro para las demás plantas. Un tercer circuito de iluminación es aconsejable para el baño, los pasillos y las escaleras. Además, puedes conectar la iluminación del jardín a un circuito adicional.

Tomas de corriente

Aquí hay que hacer una distinción. En primer lugar, hay tomas de corriente que están conectadas entre sí en el mismo circuito que y, en general, se puede utilizar libremente. Este es el caso de las tomas de corriente en baños, dormitorios, salas de estar, etc.; teniendo cuidado de no exagerar el número de tomas de corriente en cada circuito. Todo depende de la normativa específica de cada país (en España, el REBT - Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión), y de la potencia que desea conectar a las tomas.

Es recomendable tener dos circuitos independientes en cada habitación, de forma que, si un circuito se avería, seguramente el otro siga funcionando. Además, se puede distribuir un circuito entre varias habitaciones. Otra buena recomendación es tener varios circuitos en la cocina, ya que cuenta con muchos aparatos eléctricos que a menudo se utilizan simultáneamente.

Además de las tomas de corriente que se utilizan libremente, también se necesitan circuitos independientes para cargas más pesadas, como la lavadora, la secadora, el lavavajillas, la cocina y el horno eléctrico, etc.

Otros circuitos

Por último, también necesitaremos circuitos independientes para usos adicionales tales como las persianas y cortinas motorizadas, el sistema de comunicaciones de la puerta de entrada, los sistemas de climatización (calefacción, aire acondicionado, ventilación activa) y, cuando sea necesario, el sistema domótico. Es muy recomendable disponer de al menos un 30% de espacio libre en el cuadro de distribución para futuras ampliaciones.