Noticias

¿Controlas tu casa de forma remota?

Hace unos 15 años comenzaron a aparecer varias marcas de sistemas de domótica que ofrecían la posibilidad de realizar distintas acciones a distancia dentro de nuestro hogar mediante una línea telefónica estándar (fija o móvil). También permitían comprobar si ciertos dispositivos eléctricos estaban conectados.

En esa misma época, la tecnología de reconocimiento de voz estaba ganando relevancia y se pensaba que podríamos activar todas las funciones dentro de nuestro hogar usando comandos por voz. Esto resultó no ser así, por lo que esta posibilidad se abandonó con el avance de los smartphones. Hoy en día, prácticamente todos los fabricantes de sistemas de domótica han desarrollado soluciones que permiten la gestión remota de cada función y dispositivo eléctrico dentro del hogar. Echemos un vistazo a las posibilidades para ver si hay alguna que puedas necesitar.

El predecesor al sistema actual

Inicialmente, la interfaz gráfica de usuario (GUI) estaba destinada principalmente a facilitar la gestión del sistema de domótica a través del ordenador, que a su vez estaba conectado a la red LAN doméstica. En la mayoría de los casos, podíamos realizar ciertas operaciones mediante los planos de la casa o a través de imágenes que representaban la iluminación, la calefacción y las persianas. Esta GUI se consideró más atractiva en cuanto a costes que las posibilidades ofrecidas por las grandes pantallas táctiles montadas en la pared. En ese momento, no era posible ninguna conexión desde el exterior de la casa.

Smartphones y tabletas para controlar tu casa

Los teléfonos inteligentes y las tabletas han cambiado las posibilidades del control remoto. Ahora puedes tener todo tu hogar en la palma de tu mano, tanto desde dentro como desde fuera de la casa. Incluso cuando no estamos en ella, nuestra casa ha encontrado la forma de meterse en nuestro bolsillo o bolso. En ocasiones, todavía se utiliza alguna GUI para tabletas, porque tienen pantallas más grandes. Sin embargo, la mayoría de las veces, las diversas funciones se ordenan en grupos y tan solo hay que seleccionar el grupo (por ejemplo, iluminación), o la habitación en la que deseamos llevar acabo una determinada acción. A través de una sencilla estructura de menús, puedes administrar cualquier dispositivo eléctrico dentro de la casa.

Múltiples posibilidades domóticas

Cuando salgas del trabajo más temprano para ir a casa, puedes encender la calefacción o el aire acondicionado, de forma que al llegar a casa te encuentres una temperatura confortable. A través de una unidad de videocontrol conectada en la puerta principal, no sólo puedes ver quién está en la puerta cuando no estás en casa, sino que también puedes iniciar una conversación. De esta manera, el visitante pensará que estás en casa usando la unidad de vídeo interior. Incluso es posible abrir la puerta a distancia. Esto es muy útil cuando necesitas que los abuelos cuiden a los niños al llegar a casa del colegio o cuando quieres que entren a limpiar tu casa. En ambos casos, no es necesario repartir llaves de casa, lo que lo hace más seguro.

Estás en el trabajo, pero no estás seguro de si te acordaste de cambiar la calefacción a modo noche o de apagar todas las luces al salir de casa. No hay necesidad de preocuparse. Es muy fácil enviar un comando "apagar todo" a casa.

Las aplicaciones de domótica también se pueden utilizar dentro de la casa. Por ejemplo, es posible aislar ciertas funciones que no deseas que otros realicen. Simplemente puedes hacer que se controlen a través de tu smartphone en lugar del interruptor de la pared.

Luego está la información con respecto a tu consumo de energía. Los estudios han revelado que revisar frecuentemente el consumo de energía de tu hogar te ayuda a reducir tu consumo en un 15%. Esto ahora también está integrado en las aplicaciones de domótica.

Un consejo sobre las funciones a instalar

Algunas funciones que es necesario realizar con rapidez, es mejor no instalarlas en tu smartphone o tableta. Cuando quieras silenciar tu sistema de sonido porque quiere hablar con alguien o cuando suene el timbre de la puerta, pasar por una estructura de menú de múltiples pantallas puede llevarte demasiado tiempo para hacerlo cómodamente y sin estrés.

¿Te interesa un sistema de domótica para tu hogar?

Debes decidir por tí mismo cuales de estas posibilidades pueden resultarte útiles. Sin embargo, ten en cuenta que este tipo de control remoto no sólo funciona fuera del hogar, sino también desde el interior. Cuando quieras comprobar si tus hijos ha apagado las luces de su cuarto antes de acostarse, ya no tienes que ir a su habitación para comprobarlo, con el riesgo de despertarlos cuando ya están dormidos.

¿Tienes horarios de trabajo flexibles? ¿O una segunda casa que utilizan otros a menudo? En estos casos, podría resultar práctico ejecutar ciertas acciones a distancia, para comprobar que todo está desconectado cuando nadie está en casa. La elección depende de ti.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Automatiza tus persianas manuales

Manten la cabeza fría ante las altas temperaturas

Haz que tu hogar parezca ocupado cuando estás fuera