Sistemas de rociadores automáticos

¿Sistemas de protección contra incendios en un hogar?

¿Por qué si en los edificios públicos se utilizan sistemas de rociadores automáticos contra incendios, en los hogares en los que vivimos no exigimos la misma seguridad? Cuando una casa está en la etapa de planificación incorporar un sistema de protección contra incendios es un juego de niños. ¿Y por qué no elegir materiales seguros para las instalaciones que son importantes para su seguridad? Los sistemas de rociadores automáticos con tubos de cobre crean seguridad porque ellos mismos son seguros. No se queman, no emiten humos ni partículas tóxicas y pueden soportar altas temperaturas y presiones internas - estas son sólo algunas de las grandes ventajas del cobre. Tampoco supone ningún problema instalar estos sistemas en una propiedad antigua.

sprinkler_1_sprinkler

¿Cómo funcionan los sistemas de rociadores automáticos?

Los sistemas de rociadores automáticos tienen una ventaja sobre las alarmas de incendio tradicionales porque no sólo te advierten del fuego sino que además lo apagan inmediatamente. Los sistemas de rociadores se ponen en funcionamiento cuando se alcanza una temperatura determinada (30ºC por encima de la temperatura ambiente máxima) y vierten agua sobre la zona del incendio. Como reaccionan al calor, sólo se ponen en funcionamiento los rociadores cercanos a la zona afectada. Uno o dos rociadores son a menudo suficientes para extinguir pequeños incendios. Cuando se llama al cuerpo de bomberos a menudo se producen daños importantes por el agua; los rociadores funcionan sólo cuando son necesarios.