Noticias

Ahorra energía con persianas y protecciones solares

Las persianas y los diferentes dispositivos de protección solar, tales como toldos, cortinas y lamas orientables, además de aumentar el confort y la seguridad de nuestras casas, también pueden ayudarnos a ahorrar energía cuando se automatizan. Te explicamos por qué y cómo automatizar las persianas y las protecciones solares.

Desventajas del accionamiento manual

Aunque el uso de persianas y protecciones solares resulta siempre una buena opción, tener que accionarlos manualmente presenta algunas desventajas. Por ejemplo, varias veces al día, especialmente por la mañana y por la tarde, es necesario recorrer toda la casa para abrir o cerrar las persianas. En los días de verano, mientras estamos en el trabajo, las habitaciones pueden llegar a concentrar mucho calor, lo que nos obligará a encender el aire acondicionado cuando lleguemos a casa.

Persianas y protecciones solares

Sistemas automáticos

Casi todos los fabricantes de persianas y dispositivos de protección solar ofrecen un sistema automático, que permite controlarlos de forma individual o en conjunto, mediante controles instalados en la pared o de forma remota. Resulta una excelente idea instalar sensores de luz y viento, para controlar las protecciones solares. El dispositivo se accionará cuando haya mucha luz solar y se cerrará cuando comience a oscurecer o haya mucho viento. Normalmente, las persianas se abren y se cierran en función de la hora del día y la luz.

En invierno, muchos sistemas automáticos básicos siguen funcionando de la misma manera que durante el verano. Cuando hay sol, las persianas y las protecciones solares se accionarán para protegernos del sol. Esto es una desventaja, ya que, durante el invierno, el calor solar nos puede ayudar a mantener una temperatura agradable dentro de casa.

Persianas y protecciones solares

Controles inteligentes

Un sistema de domótica permite controlar aún mejor las persianas y los dispositivos de protección solar. Durante el verano, te asegura que las persianas y las protecciones solares se activen en caso de exceso de luz solar. Esto sucede automáticamente cuando no estás en casa. Si estás en casa, sólo se activarán las protecciones solares. También puedes optar por cerrar las persianas en ciertas habitaciones, cuando hay demasiado sol y el aumento de temperatura es demasiado alto.

En invierno, las cosas funcionan de manera diferente. Las persianas y las protecciones solares siguen funcionando de forma automática, pero durante el día también tienen en cuenta la temperatura dentro de la casa. Cuando la temperatura interior es inferior a la temperatura fijada, las protecciones solares no se activarán si hay luz solar. Esto permite que el sol ayude a calentar el interior de la casa. Esto es otra manera de ahorrar en la factura de la calefacción.

Si se desea, también existe la posibilidad de programar los bloques de automatización para que tengan en cuenta nuestra presencia o ausencia, así como las horas y días de la semana. De esta manera, la automatización se puede ajustar para asegurarnos un funcionamiento apropiado y diferenciado durante los días laborables y durante el fin de semana. Independientemente de la automatización, el usuario siempre tiene el control, pudiendo modificar un escenario automatizado en cualquier momento.

 

Artículos relacionados:

¿Cómo elegir un sistema de domótica para tu casa?

Automatiza tus persianas manuales

Cortinas motorizadas: el juego de "Te veo, no me ves"